Catarata

Se llama catarata a la opacidad del cristalino, lente natural del ojo, lo que se traduce en una pérdida gradual de la visión. En un ojo normal, la luz pasa a través del cristalino a la retina, donde se convierte en señales nerviosas que se envían al cerebro. El cristalino debe ser transparente para que la retina pueda recibir una imagen clara.

Síntomas:

La catarata produce una disminución en la visión, la que generalmente es lenta y progresiva a lo largo de meses o incluso años. Y, con el paso del tiempo, la visión se torna cada vez más borrosa (como si se viera a través de un vidrio empañado), sobre todo en condiciones de baja luminosidad.

  • Visión borrosa
  • Fotofobia
  • Percepción de halos alrededor de las luces
  • Pérdida de intensidad de los colores
  • Cambios frecuentes en la graduación de los anteojos
  • Dificultad para ver de noche.

En cataratas muy evolucionadas, puede haber inflamación intraocular y aumento de la presión del ojo.

Para esta pérdida de visión la única solución es quirúrgica, en un proceso rápido, altamente efectivo, ambulatorio y con escasos riesgos.

La técnica tradicional para operar la catarata se llama Facoemulsificación y consiste en el uso de ultrasonidos para fragmentarla. Recientemente se ha comenzado a utilizar el láser en este procedimiento, lo que ha conseguido cirugías más seguras y con una mejor calidad de visión.

Imagen1

 

Técnica de Facoemulsificación:

En esta intervención, el cirujano realiza primero una micro incisión autosellable, de entre 1.8 y 2.4 milímetros,  en el borde de la córnea (la parte frontal del ojo). Luego inserta un pequeño instrumento que utiliza ultrasonido de alta frecuencia, el cual rompe el centro del cristalino opaco y cuidadosamente lo succiona. Aquí radica la gran ventaja de esta técnica, porque permite retirar el cristalino que impedía la visión de forma rápida y segura. Asimismo, la aspiración de los trozos de cristalino al mismo tiempo que es destruido permite disminuir la inflamación ocular.

Una vez que el cristalino opaco ha sido removido, se sustituye con un lente intraocular (LIO), un implante de plástico, silicona o acrílico. El nuevo lente transparente que se coloca en el paciente durante la operación permite que la luz pase a través de la retina y se enfoque adecuadamente. Así, se convierte en parte permanente del ojo.

En la mayoría de los casos, el lente intraocular es colocado detrás del iris, la parte coloreada del ojo, y se le llama lente de cámara posterior. En caso de que deba ubicarse enfrente del iris (por las características del ojo), se denomina lente de cámara anterior.

Esta técnica es bastante segura en manos experimentadas. La  recuperación visual es casi inmediata, pues la cirugía se realiza en la mayoría de los casos con anestesia tópica, es decir solo con gotas anestésicas en el ojo.

Entre las ventajas de la Facoemulsificación se destaca una menor inflamación del ojo, no produce ningún dolor ni molestias, permite una rápida recuperación de la visión luego del procedimiento. Una complicación muy poco frecuente es la opacificación de la cápsula posterior del cristalino lo que puede requerir la utilización de láser para la solución del inconveniente, que no dejará ningún tipo de secuelas.

VICTUS-TENEO

Técnica  Facoemulsificación con Láser Femtosegundo:

En  Clínica Oftalmológica Providencia contamos con la más avanzada tecnología para tratar las cataratas: el láser de Femtosegundo “Victus” que automatiza las etapas más críticas de la cirugía y proporciona un procedimiento preciso y guiado por imagen que permite realizar las incisiones, apertura circular de la cápsula anterior del cristalino (capsulorrexis) y fractura del cristalino.

Una vez realizados estos pasos, la cirugía continúa de forma tradicional con la aspiración del contenido del cristalino a través de un facoemulsificador que mediante energía ultrasónica  pulveriza el cristalino opaco y lo convierte  en micropartículas que son aspiradas, para posteriormente implantar el lente artificial (LIO).

Con esta tecnología, se logran cirugías más seguras, precisas y con mejores resultados visuales, proporcionando al paciente la posibilidad de reincorporarse a sus tareas habituales inmediatamente después de la intervención.

Ventajas y Beneficios del Uso del Láser en Cataratas:

La nueva plataforma láser automatiza  las etapas más críticas de la cirugía de cataratas que el médico antes realizaba manualmente, lo que aumenta la seguridad, calidad, control del procedimiento y entrega mejores resultados visuales.

Imagen3
A la izquierda de la imagen se ven las aperturas que hizo un cirujano en forma manual. Se notan desviaciones, problemas de pulso, cálculos etc. A la derecha, como trabaja el láser.

¿En qué pasos de la cirugía participa el láser?

Permite realizar las incisiones en la córnea, la apertura circular de la cápsula anterior del cristalino (capsulorrexis) y  fractura del cristalino.  Una vez realizados estos pasos, la cirugía continúa de forma tradicional con la aspiración del contenido del cristalino y  la implantación del lente que lo reemplaza.

¿Cuáles son las ventajas y beneficios que tiene para el paciente la utilización del láser femtosegundo en catarata?

  • Permite programar el tipo, tamaño y posición exacta de las incisiones, que además son más seguras, sellantes y, por tanto,  con menor riesgo de complicaciones.
  • En la realización de la apertura circular del cristalino, una de las partes más delicadas de la cirugía, logra que ésta sea más reproducible, uniforme y exacta, lo que es fundamental para conseguir los mejores resultados con los lentes intraoculares.
  • Al realizarse la fractura del cristalino con láser se utiliza menos ultrasonido en las siguientes etapas de la cirugía, lo que es muy beneficioso para el paciente, porque  hay menos movimiento y traumatismos dentro del ojo. Por tanto, disminuye el riesgo de afectar otras estructuras oculares y se produce  una mejor y más rápida recuperación.
  • La calidad de la visión mucho mejor a gracias de la posición exacta de la lente artificial (directamente relacionada con un resultado óptico en las lentes Premium).

 

Lentes Intraoculares:

Imagen3

Hasta hace unas décadas, los operados de catarata debían usar anteojos muy gruesos o lentes de contacto especiales para poder ver después de la cirugía. Ahora, existen múltiples tipos de LIOs que se adaptan a sus necesidades de visión y estilo de vida. En nuestra clínica se utilizan lentes de la más alta calidad y que mejor se adecúen a los requerimientos del paciente.

  • Lentes Monofocales:Proveen una corrección de la visión de corta, mediana y larga distancia. La mayoría de
    las personas que eligen LIOs monofocales lo hacen para tener una buena visión a larga
    distancia y usar anteojos para la lectura. De igual forma, una persona cuyo LIO se ha
    graduado para corregir la visión de cerca, necesitará anteojos para ver los objetos
    distantes claramente. Algunos pacientes deciden que un lente sea graduado para ver
    objetos distantes, y el otro para ver de cerca.
  • Lentes Multifocales:Estos nuevos tipos de LIOs reducen o eliminan la necesidad de usar anteojos o lentes
    de contacto y hacen que el paciente puede ver objetos cercanos y lejanos con
    claridad. Las lentes intraoculares multifocales ofrecen al paciente la posibilidad de
    tener una excelente visión lejana y cercana al mismo tiempo. Es decir, la LIO multifocal
    permite acomodar un objeto de cerca y de lejos sin necesidad de utilizar anteojos.
  • Lentes Acomodativas:También conocidos como lentes focales variables, están diseñadas
    para moverse en respuesta a los músculos oculares para adaptarse a la visión de cerca,
    intermedia o de lejos. Su diseño permite que ciertos músculos del ojo muevan el LIO
    hacia adelante o hacia atrás, cambiando el foco como lo haría un lente normal,
    permitiendo una visión de corta y larga distancia.
  • Lentes Trifocales:Estos nuevos tipos de LIOs reducen o eliminan la necesidad de usar anteojos o lentes de contacto y hacen que el paciente puede ver objetos cercanos, intermedios y lejanos con claridad. Las lentes intraoculares trifocales ofrecen al paciente la posibilidad de tener una excelente visión lejana, intermedia y cercana al mismo tiempo. Es decir, la LIO trifocal permite acomodar un objeto de cerca, intermedio y de lejos sin necesidad de utilizar anteojos.
  • Lentes Tóricas:Están diseñadas para las personas con astigmatismo, reduciendo o prácticamente eliminando la necesidad de usar gafas para ver de lejos después de la intervención.

Capsulotomía Posterior con YAG Láser

Una complicación muy poco frecuente de la cirugía de cataratas es la opacificación de la cápsula posterior del cristalino, lo que puede requerir la utilización de láser para la solución del inconveniente, que no dejará ningún tipo de secuelas.

Es un procedimiento quirúrgico no invasivo que elimina la opacidad que se forma detrás del lente intraocular que se ha colocado en una cirugía anterior de cataratas. Esta opacidad se forma en la cápsula o saco capsular sobre la cual se apoya el lente intraocular y genera una disminución de la visión de ese ojo.

Recordemos que se denomina catarata a la opacificación del cristalino, lente de enfoque que tenemos dentro de nuestros ojos. En la cirugía de la catarata se fragmenta y aspira toda esa lente opaca excepto la parte posterior y un pequeño sector de la parte anterior de la cápsula que lo envuelve. Esta cápsula equivale a la cáscara de una fruta. En ese saco o bolsa capsular se coloca el lente intraocular que reemplaza al cristalino original.

En la Capsulotomía Posterior con YAG Láser se abre el sector central de esa cápsula posterior opaca, para restaurar el paso de luz y recuperar la visión que tenía antes de que se opacificara. Para el paciente, el procedimiento es generalmente rápido, indoloro y no se requiere quirófano ni hospitalización. Se realiza con el paciente sentado en un equipo similar a la lámpara de hendidura, que es el microscopio con el que su oftalmólogo examinó sus ojos en las consultas habituales.

Este microscopio está conectado mediante una fibra óptica con la fuente que emite un rayo láser especial denominado YAG Láser. Este tipo de láser tiene la particularidad de “cortar” los tejidos que enfoca el oftalmólogo con gran precisión mediante la lámpara de hendidura, sin alterar o dañar otras estructuras de globo ocular.

Con la Capsulotomía posterior con YAG Láser se espera conseguir que la agudeza visual del ojo tratado vuelva al nivel que tenía previo a la opacificación de la cápsula posterior.