Tengo un hijo de cuatro años. ¿Debiera hacerle un chequeo oftalmológico?

Respuesta: Como la visión de los niños se desarrolla y cambia desde el nacimiento, y los menores no pueden darse cuenta por si solos cuando algo anda mal, porque no tienen como hacer la comparación, el chequeo con el especialista oftalmólogo es siempre necesario, aun cuando ellos no manifiesten problemas visuales. Si el niño no tiene problemas visuales evidentes, se recomienda hacer la primera evaluación oftalmológica entre los 3 años y medio y los cuatro años.