Luego de sufrir vómitos, mis dos ojos quedaron con derrames. ¿Debo preocuparme?

Respuesta: El derrame ocular, hemorragia subconjuntival o hiposfagma suele ser de causa desconocida, aunque también puede haber factores desencadenantes como la tos, estornudos, estreñimiento, traumatismos o ser causada por algunos remedios, entre ellos  anticoagulantes. Se recomienda tomarse la presión arterial para descartar una crisis hipertensiva y si se repite el derrame consultar al médico. La evolución normal es similar a la de un hematoma: la sangre se reabsorbe sin necesidad de tratamiento en unas 2-3 semanas.