¿Frotarse los ojos puede dañar alguna estructura del ojo?

Frotarse los ojos ante un estímulo irritativo no solo aumenta la propia irritación sino que puede tener consecuencias más graves, como por ejemplo una úlcera. Asimismo, el simple roce de los nudillos contra una córnea adelgazada podría llegar a deformarla y provocar una severa patología llamada queratocono. Por eso, la mejor manera de sacar un cuerpo extraño o eliminar  la irritación es usando lagrimas artificiales. Si los síntomas persisten, debe consultar con un oftalmólogo.