Cuando fijo la vista en una pared blanca, veo una especie de hilos y puntos negros. ¿De qué se trata?

Respuesta: Lo que le ocurre es un proceso común, ya que con los años el humor vítreo, el líquido gelatinoso que rellena la cavidad ocular dándole forma y consistencia, tiende a deteriorarse. Este líquido se contrae y pierde tu textura gelatinosa hasta separarse espontáneamente de la retina, apareciendo  puntos negros o moscas flotantes que se mueven alrededor del ojo. Usualmente no se puede revertir este proceso, pero es necesario realizar una evaluación oftalmológica para seguir su evolución y descartar un posible desprendimiento de retina, que sí requiere una intervención quirúrgica.